martes, 5 de noviembre de 2019

BERENJENAS RELLENAS DE POLLO Y VERDURAS

Mira que me gustan las berenjenas. Por ahora las he usado en lasaña de verduras, en pasta alla norma y para rellenar también (pero en ese caso eran con carne picada de ternera y cerdo y un poco de bechamel). Y no sabéis la cantidad de recetas que tengo pendientes...
Esta vez he querido variar y hacerlas más ligeras. Solamente usé unas tiritas de queso bajo en grasa para que gratinaran un poco.
Nos han encantado y os animo a cocinarlas así si sois fans de este fruto.
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

3 berenjenas (son las que he hecho yo)
1 pechuga de pollo grande
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1 puerro
3 tomates pera maduros
1/2 cebolla
150 gr. de champiñones
2-3 lonchas de queso bajo en grasa
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal
Pimienta negra


En primer lugar, precalentamos el horno a 180-190ºC.
Lavamos y secamos las berenjenas. Las cortamos en 2 mitades (a lo largo) y hacemos cortes en la carne como haciendo cuadrados sin llegar a cortar la base. Salpimentamos y echamos un chorrito de AOVE sobre cada una. Ponemos en una fuente apta para el horno y las introducimos para que se cocinen durante 20-30 minutos.

Mientras, vamos a hacer el relleno.
Cortamos la pechuga de pollo en trozos y la picamos en la picadora. Si no la tenéis os la puede picar el carnicero. Salpimentamos y reservamos.
Cortamos la cebolla, el puerro y los dos tipos de pimientos en trocitos muy pequeños. Los ponemos a pochar. Cuando ya estén un poquito añadimos la carne y la sellamos.
Añadimos los tomates pelados y picados sin las pepitas. Dejamos hacer un poco.
Vamos limpiando los champiñones de los restos de tierra que puedan tener y los laminamos.
Añadimos al sofrito y dejamos a fuego lento sobre 30 minutos.

Cuando ya estén asadas las berenjenas, las sacamos y las dejamos templar. Con ayuda de una cucharilla o sacabolas las vamos vaciando, añadiendo esta carne troceada al sofrito.
Tendremos que dejarla hacerse con el conjunto unos 10 minutos.

Rellenamos las berenjenas, cortamos unas tiritas de queso finitas y las ponemos por encima. 



Las colocamos en una fuente apta para el horno y las introducimos a 200ºC durante 15 minutos más o menos. Gratinamos unos minutos y... a saborearlas!


lunes, 4 de noviembre de 2019

TARTA TELA DE ARAÑA SIN HORNO

Hoy os traigo una tarta que me imagino que ya conocéis, la tarta tela de araña. La he hecho para la comida de Halloween.
El resultado ha sido bueno y ha quedado muy chula. El contraste del queso con el dulce de la base de galleta es genial. Para quien no la conozca puede aprender a hacerla y vale para otro tipo de celebración, con cambiarle el dibujo que se hace de la tela de araña, listo.
Lo bueno es que no tenemos que utilizar el horno, es fácil y es mejor hacerla de un día para otro para que cuaje. Además gana en sabor y, si os sobra un poquito, al día siguiente para mi está más buena si cabe.
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

Para la base: ( a mi me sobró cantidad)
350 gr. de galletas de chocolate
170 gr de mantequilla
Una pizca de sal

Para el relleno:
2 tarrinas de queso de untar (tipo Philadelphia)
200 gr. de azúcar
Una cucharadita de vainilla en pasta
250 ml. de nata para montar (35% materia grasa)

Para la ganaché de chocolate:
120 gr. de chocolate para fundir
120 ml.de nata para montar (35% de materia grasa)


Empezamos con la base de la tarta. Para ello molemos las galletas con una picadora
(si no tenéis podéis hacerlo metiendo las galletas en una bolsa y pasarle el rodillo hasta que queden pulverizadas).
Derretimos la mantequilla y mezclamos con las galletas hasta formar una masa. Añadimos la pizca de sal.
Cogemos un molde desmontable (el mío de 28 cm.) y cubrimos la base con papel sulfurizado.
Vamos extendiendo con ayuda de los dedos la masa por toda la base y las paredes del molde.
He de decir que a mí me sobró galleta. Consideré que no me gustaba que la capa de galletas quedara tan gorda, aunque eso es para gustos.
Metemos el molde en el frigorífico.




Seguimos con la ganaché de chocolate. Echamos la nata en un cazo y la calentamos hasta el punto en que empieza a hervir. Apartamos del fuego y echamos el chocolate troceado. Dejamos un poco y revolvemos hasta que tengamos una crema homogénea. Introducimos 4 cucharadas de ella en un biberón. Lo usaremos para la decoración.
Sacamos el molde de la nevera y volcamos la ganaché por toda la base. Refrigeramos otra vez.

Ahora, vamos con el relleno. Ponemos el queso en crema  y la cucharadita de vainilla en pasta en un bol y lo batimos con varillas eléctricas a velocidad media hasta que esté esponjoso. Bajamos la velocidad y vamos echando el azúcar. Volvemos a subir la velocidad hasta que esté muy esponjoso.
En otro bol montamos la nata que debe estar muy fría.
Ahora mezclamos la nata con el queso con movimientos envolventes para que no se baje.



Echamos esta mezcla en el molde y extendemos todo lo que podamos con la ayuda de una espátula.



Es el momento de decorarla. Cogemos el biberón que teníamos reservado y dibujamos desde el centro una espiral. Con un palillo dibujamos líneas desde el centro a las paredes de la tarta. Así conseguimos la tela de araña.


La tapamos y la introducimos en la nevera durante 24 horas.

Al día siguiente, antes de desmoldarla pasamos con cuidado un cuchillo por el borde para que no quede la galleta pegada al molde.
La decoré con unas arañitas (lavadas por supuesto) que compramos para la decoración de casa.

A disfrutarla!!!!

lunes, 14 de octubre de 2019

COMO COCER CAMARONES GALLEGOS

Hola! Nunca los había hecho. El precio al que suele estar el camarón hace que comprarlos sea un lujo. Aquí en Coruña en navidades puede llegar a 200 euros el kilo. Pero esta vez he tenido la suerte de que fuera un regalo, ya que el precio era buenísimo, 300 gr. me costaron sólo 5 euros.
Esta entrada creo que es muy interesante para saber cómo cocer los camarones. La pescadera me ayudó en ello y además encontré en un libro de cocina gallega otros detalles que hicieron que el resultado fuera un éxito.

Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

Camarones (yo 300 gr.)
Agua
Sal fina
Sal gorda
Una hoja de laurel (opcional)
Hielo




En primer lugar ponemos a hervir agua con una hoja de laurel y bastante sal (en muchos sitios indican sobre 60 gr. de sal por litro de agua, aunque yo eché un poco menos porque como luego tenía que usar la sal gorda tenía miedo de salarlos demasiado).
Cuando hierva echamos los camarones. En cuanto vuelva a hervir el agua (veréis que los camarones irán subiendo a la superficie), los sacamos y colamos.

Extendemos en una bandeja y pondremos sal gorda por encima de ellos. Los dejamos así durante 10-15 minutos. Así la carne absorberá parte de la sal .

Una vez transcurrido el tiempo los echamos en un bol con agua muy fría con hielo para quitar la sal gorda y para que la textura de los camarones sea la adecuada. Colamos y los ponemos en una fuente.

Muy sencillo, verdad? Ahora, a disfrutarlos!


lunes, 9 de septiembre de 2019

MERLUZA A LA CAZUELA

Me reincorporo al blog después de un verano especial y que me ha cundido muchísimo. Tengo ganas de enseñaros las recetas que he hecho y probar cantidad de recetas que tengo pendientes.
Antes de irme de vacaciones tenía una merluza espectacular y quería hacerla con marisco, a la cazuela (como la he probado varias veces en restaurantes) y empecé a indagar. Encontré en la web lacocinadepedroyyolanda.com una receta que me parecía que podía estar buenísima y no me equivoqué. He hecho algunos cambios pero ha salido de lujo.
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

6-8 rodajas de merluza
1/4 kg. de almejas
Una docena de langostinos
3 patatas
1/2 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
2 tomates maduros
2 dientes de ajo
1 cebolleta
2 puñados de guisantes congelados
1 sobre de azafrán 
Perejil
Sal
Aceite

Para el caldo:

750 ml. de agua
Las cabezas y las carcasas de los langostinos


En primer lugar, ponemos las almejas a beber en un bol con agua fría y sal. Con ello soltarán las impurezas para que no se nos estropee el plato.
Seguimos haciendo el caldo para este guiso marinero. Para ello pelamos los langostinos.
Ponemos las cabezas y las carcasas de los langostinos en el fondo de una olla con unas cucharadas de aceite.
Cuando esté caliente incorporamos y rehogamos. Salamos. Apretaremos las cabezas para quitarle todo el jugo.
Añadimos el agua y dejamos que hierva.
Bajamos el fuego y dejamos cocer durante 15 minutos. Colamos y reservamos.

Mientras se va haciendo el caldo vamos pelando y cortando la cebolleta y el ajo muy finito. Troceamos el pimiento en cuadraditos.
Ponemos una cazuela baja al fuego con un poco de aceite de oliva, el justo para que se sofrían las verduras. Cuando ya estén, ponemos los tomates triturados. Lo removemos bien, echamos un poco de sal y lo tendremos sobre 5-10 minutos.
Pelamos las patatas y las cascamos en trozos medianos. Introducimos en la cazuela. Mezclamos bien para que vayan cogiendo el sabor. Las cubrimos con el caldo. Añadimos el azafrán molido. Tapamos y dejamos que se cocinen 15 minutos a fuego medio.
Cuando haya transcurrido el tiempo ponemos las rodajas de merluza en la cazuela, los langostinos, las almejas y los guisantes. Tapamos y dejamos sobre 10 minutos a fuego lento.
Por último espolvoreamos con perejil picado.... y A disfrutarlo!!!!!

 

lunes, 20 de mayo de 2019

TARTA DE GALLETAS CON FLANIN

Después de ver la versión de esta tarta en la página de Julia, www.juliaysusrecetas.com ,
la tenía que hacer porque me parecía fácil y cambiaría mi forma de hacer la tarta de galletas. Yo la hago de nata y chocolate, que encanta a quien la prueba. Siempre me la piden cuando hay alguna celebración y, la mayoría de las veces, no tengo forma de escaparme, jajajajaja...
No la tengo publicada en el blog. No puedo hacer fotos decentes porque se desmorona  un poco al querer hacer un corte bonito. Aunque eso es lo mejor que tiene al comerla. Se deshace en la boca integrando todos los sabores. Procuraré hacerla y, al menos, publicarla con la mejor foto que pueda.
Bueno, vamos a lo que vamos.  La versión de Julia nos ha encantado. La hice para una comida de amigos y gustó mucho. Incluso el trozo que me sobró se lo di a mis padres y a mi sobrina y también triunfó. 
Nunca había utilizado el flanín y me parece que le va muy bien a esta tarta.
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

Galletas cuadradas (las que necesite el molde para hacer 2 capas)
Leche para mojarlas
Un pelín de pasta de vainilla 
Un poco de mantequilla

Para la crema:
2 sobres de Flanín 
1 litro de leche
8 cucharadas soperas de azúcar

Para la cobertura de chocolate:
200 gr.de chocolate Nestlé Postres
200ml. de nata
1 cucharada de mantequilla 



En primer lugar, extendemos con las manos un poco de mantequilla (sobre una cucharadita de café) con las manos. Lo justo para que las galletas se queden pegaditas al molde. 
En un bol echamos leche y un poquito de pasta de vainilla. Revolvemos. Vamos mojando las galletas y colocando en el fondo del molde.



Hacemos la crema. Para ello cogemos 400 ml.de leche, los echamos en una jarra y disolvemos el contenido de los dos sobres.
En una olla ponemos a calentar el resto de la leche con el azúcar. Cuando empiece a hervir echamos el contenido de la jarra y removemos con unas varillas hasta que espese un poco.
Esperamos un poco para no echarla tan caliente revolviendo para que no se cuaje. Echamos la mitad de la crema y procuramos que quede bien extendida. Ponemos otra capa de galletas remojadas en leche y cubrimos con el resto de la crema.



Dejamos que enfríe y metemos en la nevera.

A las 2 o 3 horas hacemos la cobertura. Ponemos a calentar la nata y cuando esté empezando a hervir apartamos del fuego y echamos el chocolate y removemos para que se vaya deshaciendo y después la mantequilla. Cuando esté más o menos frío lo echamos encima de la tarta y dejamos enfriar. Lo metemos en la nevera hasta el día siguiente.
A disfrutarla!

NOTA:
He variado la cantidades de la cobertura porque mi molde era más grande que el de Julia. Para mí gusto me quedó la capa un pelín gorda. Para la próxima no haré tanta cantidad, aunque los comensales no protestaron,  jajajajaja...

lunes, 1 de abril de 2019

MERLUZA CON SALSA DE LANGOSTINOS

Esta merluza os encantará. Es una receta sencilla pero que tiene un sabor espectacular. Ya va a formar parte de mi recetario habitual. Como digo muchas veces con pocos ingredientes se pueden hacer recetas de 10.  Y ésta es una de ellas. La encontré en la web https://www.ybarraentucocina.com . La encontré y no dudé en hacerla. He variado un poco las cantidades.
La foto no le hace justicia. Es mi asignatura pendiente.
Yo he utilizado rodajas de merluza fresca, pero perfectamente se pueden usar lomos, filetes...
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

800 gr. de rodajas de merluza
400 gr. de langostinos
1 vaso de vino blanco
2 dientes de ajo
1 cucharada de harina
Sal
Agua
Perejil fresco picado
Aceite de Oliva Virgen Extra




En primer lugar, comenzamos pelando los langostinos. Les quitamos la piel y la cabeza con lo que haremos un caldo sabroso. Para ello, echamos en una cazuela un fondo de aceite. Cuando esté caliente incorporamos las cáscaras y machacamos para extraer el jugo de las cabezas. Añadimos 1/2 litro de agua y salamos. Dejamos cocer sobre 10-15 minutos. Reservamos.

En otra olla echamos otro poco de aceite. Ponemos los dientes de ajo picados o en láminas. Eso va para gustos. En láminas se pueden sacar si no te gusta encontrar los pedacitos de ajo y darán el mismo sabor.
Dejamos que se dore, incorporamos la cucharada de harina, revolvemos bien y cocinamos 1 minuto. Vertemos el vino blanco y dejamos que hierva un poco para que se evapore el alcohol. Añadimos el caldo colado y cocinamos 5 minutos.

Ahora ponemos la merluza lavada, rectificamos de sal, tapamos la olla y dejamos que se haga sobre 7 u 8 minutos, dependiendo del grosor de la merluza.
Apartamos la olla del fuego y añadimos los langostinos. Se harán con el calor residual. Así nos aseguramos de que quedan en su punto.

Servimos con un poco de perejil espolvoreado por encima.

A disfrutar de esta rica merluza, sana y fácil!


lunes, 25 de marzo de 2019

TARTA DE CHOCOLATE, NATA Y FRESAS

Si hay algo que me gusta son los cumpleaños. Me parece una fecha alegre, para celebrar y compartir.
Normalmente suelo hacer la tarta de galletas de nata y chocolate (que no tengo publicada en el blog porque no soy capaz de sacarle una foto decente).
Esta vez he querido cambiar y nos ha encantado. La combinación de sabores de esta tarta es brutal.
Parece muy difícil hacerla con tantas preparaciones pero ya veréis que no lo es.
Está mejor si se hace el día anterior pero no pasa nada con montarla el mismo día. Es lo que hice yo. Hice el día anterior el bizcocho porque no me daba tiempo y la terminé el mismo día por la mañana. La tomamos por la tarde y no tuvo duda ninguna, jajaja... 
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

Para el bizcocho genovés de chocolate
4 huevos a temperatura ambiente
120 gr. de azúcar
100 gr. de harina
20 gr. de cacao en polvo sin azúcar
1 cucharada de levadura Royal
Un pellizco de sal

Para el almíbar
100 gr. de azúcar glas
1 vaso de agua
1/3 o 1/4 de brandy

Para el relleno
1/2 litro de nata para montar (35% materia grasa)
5 cucharadas de azúcar
1/2 kilo de fresas aproximadamente

Para la cobertura de chocolate
200 ml. de nata para montar (35% materia grasa)
200 gr. de chocolate de postres Nestlé
50 gr. de mantequilla


En primer lugar comenzaremos haciendo el bizcocho. Para ello precalentamos el horno a 170 Cº por arriba y por abajo. Es importante que esté calentando sobre 20 minutos antes de meter el bizcocho.
Cogemos un bol y echamos las yemas y el azúcar. Batimos con varillas eléctricas a velocidad media- alta hasta que la mezcla blanquee.
En otro bol, montamos las claras con una pizca de sal a punto de nieve.
Mezclamos con las yemas con ayuda de unas varillas manuales para que no se bajen, con movimientos envolventes.
Mezclamos la harina, el cacao y la levadura y tamizamos. Vamos incorporando a la mezcla poco a poco con las varillas manuales y cuando esté todo integrado volcamos sobre un molde untado de mantequilla para que no se pegue. Horneamos 30 minutos. Lo sacamos, lo dejamos templar un poquito, lo desmoldamos  y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Mientras hacemos el almíbar. Ponemos en un cazo el azúcar y el agua. Ponemos a calentar y cuando hierva echamos el brandy y que reduzca un poco. Dejamos enfriar.
Cuando el bizcocho esté frío lo dividimos en 2 capas. Yo tengo una lira que me es muy práctica aunque se puede hacer con un cuchillo grande de sierra.

Montamos la nata y reservamos en la nevera.

Cuando el almíbar esté frío empapamos las dos partes del bizcocho con él. Nos ayudaremos de un pincel de silicona. Repartimos bien por las ambas superficies.

Colocamos una parte del bizcocho en un plato llano. Extendemos la mitad de la nata por encima. Procuramos que quede lo mejor extendida que podamos. Yo lo hago con una espátula larga.
Cortamos las fresas en trozos y las vamos poniendo encima de la nata. No es necesario cubrirla de todo, aunque eso es para gustos.
Ponemos la otra capa del bizcocho encima. Presionamos un poco y si se nos sale relleno por los lados intentaremos corregirlo con la espátula.

Ahora vamos a hacer la cobertura. Ponemos a hervir la nata. Cuando esté a punto de entrar en ebullición, añadimos el chocolate en trozos poco a poco y vamos removiendo hasta que éste se haya derretido por completo. Seguidamente, añadimos la mantequilla en trozos pequeños y revolvemos también hasta que se derrita. Ya la tenemos preparada. Dejamos templar un poco.

Para cubrir la tarta la ponemos en una rejilla con una bandeja de horno por debajo. Echamos sin miedo la cobertura encima de la tarta y veremos que la cubrirá por completo. Si vemos que por algún lado del lateral no lo cubre insistiremos en echarlo por ese lado.

Caerá mucho chocolate por la bandeja que también utilizaremos por algún lado que no se haya cubierto.

Pasamos la tarta con mucho cuidado con dos espátulas a un plato grande y llano y la ponemos en un portatartas y metemos en la nevera hasta que la vayamos a consumir.

Magnífica!!!!!