lunes, 22 de mayo de 2017

BROWNIES DE KATHERINE HEPBURN

Hoy os traigo la legendaria receta de los brownies de la actriz Katherine Hepburn.
La receta fue publicada en The New York Times  y facilitada por Heather Henderson, vecina de la actriz. Contaba como su padre fue a visitar a Katherine cuando estaba en el hospital y le llevó unos brownies. A ella no le gustaron nada y le dio su propia receta.

La clave de estos brownies es muy poca harina y poca temperatura en el horno por lo que sale una textura húmeda en el interior. Una delicia para los más chocolateros.
A mí particularmente me gusta acompañarlo de una bola de helado de vainilla.
Ya es la segunda vez que hago este brownie. La primera no le pude hacer una foto decente. Pero en esta ocasión se la hice mejor y la publico porque gusta mucho.

Como tengo un molde rectangular para hacerlos grande (27,5 x 17,5 cm.) aumenté las cantidades. Siguiendo la receta original añadí la mitad de lo que sería el doble. No quería que me saliera ni muy fino ni muy grueso.
Aún así os pongo entre paréntesis las cantidades de la receta original.
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

90 gr. de cacao puro sin azúcar (60 gr. en la Receta Original)
169 gr. de mantequilla (113 gr. R.O.)
3 huevos L (2 en la  R.O.)
275 - 300 gr. de azúcar (175 - 200 gr R.O.)
45 gr. de harina (30 gr. R.O.)
1 cucharadita y media de vainilla en pasta (1 cucharadita R.O.)
2 pizcas de sal (1 pizca R.O.)
125 gr de nueces peladas y troceadas que es la misma cantidad que en la Receta Original. Consideré que eran más que suficientes.


En primer lugar precalentamos el horno a 165ºC. Vamos engrasando el molde con mantequilla y le ponemos en el fondo un trozo de papel sulfurizado.

Derretimos la mantequilla con el cacao a fuego lento hasta conseguir una mezcla sin grumos y brillante. Retiramos y dejamos enfriar unos minutos. Lo pasamos a un bol y vamos añadiendo los huevos uno a uno y batiendo con unas varillas. Incorporamos también la vainilla.

En otro bol, mezclamos el azúcar, la harina, la sal y las nueces. Esta mezcla la añadimos a la de la de cacao y removemos con suavidad, hasta tener una masa homogénea y sin grumos secos . La echamos en el molde, intentando nivelarla y metemos en el horno durante 35 - 40 minutos. A mi con 35 me fue suficiente.
Lo sacamos del horno y dejamos unos minutos en el mismo. Desmoldamos, quitamos el papel con cuidado, le damos la vuelta y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Y... a disfrutarlo!!!!


lunes, 15 de mayo de 2017

GARBANZOS CON ESPINACAS

Hoy vengo con una receta super económica y muy rica. Era una de mis pendientes y viendo varias recetas he hecho mi propia versión.
Os preguntaréis por qué en mayo me he animado a hacerla cuando puede de ser más propia del otoño y del invierno, pero aquí en Galicia esta semana han venido unos días lluviosos y me apeteció hacerla.
Estuve dudando de publicarla o no porque algunos garbanzos se me "despellejaron" y la foto no era demasiado bonita pero me decidí al final en mostrárosla  porque estaban buenísimos y cuando la vuelva a hacer con los trucos que descubrí (los veréis más abajo) pondré una foto mejor.
Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

400 gr. de garbanzos secos
300 gr. de espinacas
2 cebollas
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 puerro
2 tomates tipo bola
1 cucharadita de pimentón dulce
1/2 cucharadita de comino
Agua
Aceite de oliva
Sal


Antes de nada ponemos en agua los garbanzos a remojo el día anterior. Deben estar sobre 10 o 12 horas. Yo los puse 10 horas y fue suficiente.

Ponemos una olla al fuego con agua. Cuando hierva echamos los garbanzos. Añadimos también una cebolla pelada, un puerro, y una hoja de laurel. Les dará más sabor.
Es importante no echar demasiada agua, así se evita que los garbanzos pierdan la piel. Si durante la cocción necesitan más agua se añadirá pero siempre  hirviendo, para que no se detenga la cocción.
Con una espumadera quitamos las impurezas que habrá en la superficie y después bajamos el fuego y cocinamos a fuego más bien lento sobre 1 hora más o menos. Habrá que ir probando hasta que estén tiernos. Es muy importante no remover con una cuchara para que no se rompan y se "despellejen".

Mientras cuecen los garbanzos, preparamos el sofrito.
Cortamos muy finita la cebolla. Hacemos lo mismo con los ajos. Los ponemos en una sartén con un fondo de aceite. Lo haremos lentamente, a fuego bajo para que quede bien pochados ambos ingredientes.
En el medio del proceso, añadimos los dos tomates pelados y pasados por la batidora. Removemos y dejamos que se  vayan haciendo.
Mientras se va haciendo el sofrito, lavamos las espinacas y las cocemos sobre 10 minutos o hasta que estén tiernas. Escurrimos muy bien.
Cuando estén bien escurridas las incorporamos al sofrito. Rehogamos durante unos minutos, mezclándolas bien y, finalmente, echamos el pimentón y el comino al conjunto. Removemos menos de un minuto y retiramos del fuego.

Una vez que se terminen de cocer los garbanzos añadimos el sofrito a la olla, comprobamos el punto de sal y rectificamos hasta que esté al gusto de cada uno. Dejamos que cuezan unos minutos y listo para comer.
Bueniiiiiísimos!