martes, 28 de enero de 2014

VIEIRAS A LA GALLEGA PASO A PASO

A veces te llevas gratas sorpresas cuando miras en el congelador. Y ésta fue una de ellas. Días antes de las comilonas navideñas vi estas vieiras y las compré sin dudarlo. Estaban bien de precio y su calidad era inmejorable: Vieira Gallega eviscerada, es decir, limpia, lista para cocinar.


Sabía que tendría que congelarlas pues esos días voy siempre de invitada, todavía no me ha tocado hacer de anfitriona en Navidad.
Pues este fin de semana las vi y decidí sacarlas el sábado para hacer el domingo.El resultado ha sido inmejorable, espectacular.
La forma de cocinarlas es la que he visto siempre en mi familia. Así las hace mi madre, mi tía... Salen buenísimas. No dejéis de probarlas.
Vamos con la receta. Necesitaremos:

4 vieiras
4 cucharaditas de pan rallado
100 gr de jamón serrano en lonchas (yo de la parte del codillo)
1 cebolla
1 kg. de tomates maduros
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
Aceite de oliva


En primer lugar haremos la salsa de tomate.
Para ello picamos la cebolla fina. Pelamos los tomates y hacemos lo mismo, los cortamos en cuadraditos pequeños. En una olla no muy grande echamos un poco de aceite de oliva. Añadimos la cebolla picada y dejamos que poche un poco. Cuando esté transparente añadimos los tomates, una cucharadita de azúcar (para evitar la acidez del tomate) y una cucharadita de sal. Removemos. Dejamos que rompa a hervir y, cuando esto suceda, bajamos el fuego y dejamos cocinar a fuego lento durante 1 hora.
Las vieiras ya vienen evisceradas, por lo que lo único que yo les hago es lavarlas un poco y dejarlas escurrir bien para que no lleven agua.


Las colocamos en la bandeja del horno, y para que estén más o menos derechas y no se ladeen le pongo un "asiento" de papel de aluminio. Cojo un poco de este papel, lo arrugo y coloco la vieira encima. Así las conchas estarán más estables en la bandeja.
Ponemos salsa de tomate encima,


jamón serrano picado,


y, por último, colocamos una cucharadita de pan rallado encima.


Metemos al horno precalentado a 190-200ºC durante 20-30 minutos, vigilando que no se nos quemen.
Para finalizar ponemos unos minutos el grill para que adquieran el característico gratinado.


Solo queda disfrutarlas. Espero que os hayan gustado!

2 comentarios:

  1. Tus recetas ricas, ricas. Me han encantado. muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Marisa! Estoy encantada de que te gusten!

      Eliminar