miércoles, 9 de enero de 2013

ROSCÓN DE REYES CON PANIFICADORA


Con un poco de retraso os enseño el Roscón de Reyes que hice este año.Con la panificadora es una maravilla. Es la segunda vez que lo hago y el año pasado me quedó un poco más duro (no se el porqué, aunque creo que lo había dejado más tiempo en el horno y le había echado más harina). Esta vez salió muy bueno. La receta base es de elisarecetas.blogspot.com aunque yo aporto algunos trucos para que el roscón salga perfecto. Necesitaremos:

Para la masa madre:
100 gr. de harina de fuerza
100 ml. de leche tibia
10 gr. de levadura seca (Maizena tiene una levadura de panadería en sobres)
Para la masa del roscón:
80 ml. de leche
2 huevos batidos
1 cucharada sopera de agua de azahar
100 gr. de mantequilla en pomada
400 gr. de harina de fuerza
1 cucharada de café de sal
100 gr. de azúcar
1 cucharada de postre de piel rallada de naranja y de limón
Para la decoración:
Azúcar
Agua
Frutas escarchadas o confitadas



El día anterior hacemos la masa madre. Para ello sólo tenemos que mezclar los ingredientes, tapar con film transparente y dejar en la nevera toda la noche.
Al día siguiente la sacamos de la nevera y dejamos a temperatura ambiente durante 1 hora.( Hacemos lo mismo con los demás ingredientes)

Transcurrido este tiempo ponemos la masa madre en la cubeta de la panificadora y añadimos el resto de los ingredientes (primero los líquidos y luego los  sólidos). Conectamos el programa de amasado y levado que dura 1 hora y media. 
Cuando termine el programa, sacamos la masa y la ponemos en una superficie un poco engrasada (con mantequilla por ejemplo) y le damos forma de bola, abrimos un agujero en el centro y le damos forma de roscón. (Hay que hacer grande el agujero central porque si no con el siguiente levado tenderá a cerrarse). Lo colocamos en una bandeja de horno previamente forrada con papel, lo tapamos con un trapo limpio y la dejamos reposar sobre 30-40 minutos en un lugar tibio (por ejemplo, dentro del horno apagado). Mientras está levando es importante que no esté en un sitio frio o con corrientes de aire.
A continuación, pintamos el roscón con cuidado con huevo batido (para que le de ese color doradito), le ponemos frutas escarchadas (con láminas finas si no tienden a hundirse por el peso) y azúcar (para hacer ese típico azúcar grueso que llevan los roscones se le añade una cucharadas de agua al azúcar, se revuelve y ya está).
Metemos en el horno precalentado a 185ºC durante 25-30 minutos. 


Si vemos que se va tostando un poco de más le ponemos un papel albal por encima para evitar que se queme.
El resultado es muy bueno, ya que está rico, es casero y sale mucho más barato.¿Qué más podemos pedir?



8 comentarios:

  1. Anda digo quien es Beatriz jajajaj y he venido a cotillear y te he conocido por tu roscón!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Te felicito por tu blog, este roscón se ve genial y tiene una presentación estupenda.
    Un saludo y que tengas mucho éxito en todo.
    Oliver

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oliver. Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  3. El roscón realmente espectacular,pero la prueba se quedó realmente escasa jajajajaja
    Nada que envidiar al de las mejores confiterías de A Coruña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llego a saber que te gusta tanto te bajo un trozo más grande. Tomo nota para el Roscón de Pascua.

      Eliminar
  4. Te ha quedado genial, la foto del horno impresiona de lo bien que ha levado el roscon! Te felicito y gracias por compartirlo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tocaya! A mi esta receta me encanta. Sabe a roscón de toda la vida. No la cambio y la repito todos los años. Anda que la trenza de pan alemana que hiciste no tiene buena pinta ni nada!!!!
      Te felicito por tu blog. Hay unas recetas maravillosas.
      Gracias por visitarme.

      Eliminar