lunes, 4 de septiembre de 2017

PLUMCAKE DE FRAMBUESAS

Upps... Cuánto tiempo hace que no publico nada. Supongo que a muchos de vosotros os habrá pasado lo mismo durante los meses estivales.
Después del verano comienzo con un Plumcake de Frambuesas que me ha sorprendido muchísimo y a todos los que lo han probado. Además de sorprenderme nos ha encantado porque si no no lo compartiría con vosotros.
Es un bizcocho que lleva... requesón! Nunca lo había utilizado en repostería. El resultado es un bizcocho jugoso y con una textura húmeda. No es nada pesado y lleva frambuesas, que a mí me encantan.
Esta receta la vi en la revista COCINA de Lecturas. Sus propuestas siempre dan buen resultado. Bueno, vamos con la receta. Necesitaremos:

320 gr. de harina
320 gr. de requesón
320 gr. de azúcar
1 sobre de levadura Royal
1 limón
3 huevos
320 gr. de frambuesas (yo he utilizado menos, sobre 250 gr.)
1 nuez de mantequilla




Lo primero que haremos será escurrir el requesón. Para ello yo utilizo un colador y lo coloco sobre un cuenco.
Una vez escurrido ponemos el requesón con el azúcar y los batimos con una batidora de varillas. Lavamos un limón y añadimos un poco de ralladura.
Cascamos los huevos separando las yemas de las claras. Las yemas las incorporamos al bol. Las claras las ponemos en otro y reservamos.
A continuación, echamos el zumo del limón colado y batimos todo el conjunto hasta que estén integrados todos los ingredientes.
Es el momento de incorporar la harina con la levadura.  La añadimos al bol tamizándola y mezclando con una espátula.
Montamos las claras a punto de nieve y las añadimos a la masa anterior, con movimientos envolventes.

Ahora ponemos las frambuesas en un colador y las lavamos. Enseguida las secamos con un papel de cocina con mucho cuidado porque si no se rompen. Las cortamos a la mitad y las añadimos a la masa.

Untamos un molde de plumcake con mantequilla, lo enharinamos, sacudimos el exceso de harina y vertemos la masa en él.

Cocemos el bizcocho en el horno precalentado a 180ºC durante 40-45 minutos. Pinchamos con una brocheta en el centro y, si sale limpia, lo retiramos. Si no, dejamos 5 minutos más (a mí me hicieron falta los 50 minutos aunque como sabéis eso depende de cada horno).

Dejamos enfriar completamente antes de desmoldarlo.

Et voilà! Esta es la propuesta que os dejo para el comienzo del curso.

8 comentarios:

  1. Hola Beatriz;
    Cuanto me alegro de venir a visitarte otra vez, te ha quedado un pastel maravilloso, vaya pintaza tiene y ese corte es maravilloso, lastima de no poder tomar un trocito juntas jaja...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado Esther! Lo repetiré seguro. Te invitaba pero ha volado,je je je..
      Me alegro de tu vuelta, guapa!
      Bicos!!!!

      Eliminar
  2. Beatriz ya parece que esto se va animando, y nada mejor para comenzar que un bizcytan rico como el tuyo, al que por cierto yo le pondría una cucharada de mi mermelada de ciruelas, que publiqué ayer y ya es para morirse de placer ¡qué rico!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha!He estado desaparecida prácticamente todo el verano.
      Me voy a poner al día enseguida. Ahora mismo paso por tu cocina. Esa mermelada de ciruelas que me dices...ummm!
      Bicos!

      Eliminar
  3. la pinta es de ser riquísimo. A mi me encantan los bizcochos que llevan queso, así que te creo totalmente cuando dices que este con requesón está de lujo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo!
      Había visto varias veces recetas de bizcocho de queso.
      Lo tenía pendiente cómo tantas que tengo.
      El resultado me ha encantado y el contraste con las frambuesas, de 10.
      Gracias por pasarte por mi cocina. En breve me paso por la tuya.
      Bicos!

      Eliminar
  4. ¡Cómo tiene que estar este plumcake con requesón! Se me hace la boca agua, me imagino que será tierno y jugoso...¡una delicia!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia! Si. La verdad es que está como tú dices, tierno y jugoso.
      Y el sabor del requesón en el bizcocho es sorprendente.
      Prueba a hacerlo.
      Bicos!

      Eliminar