miércoles, 15 de julio de 2015

HAMBURGUESAS DE POLLO

Cuando vi en las carnicerías que había hamburguesas de pollo decidí probarlas. Me gustaron bastante y me parecía que era una forma de comer pollo de manera distinta. Pero inevitablemente piensas en cómo las harán, si les echan aditivos para que tengan más sabor...
Después me pregunté cómo sería hacerlas yo, caseritas, al igual que los filetes rusos que también tengo publicados en el blog. Y me decidí a hacerlas. Qué ricas están! Me he llevado una grata sorpresa con ellas.
Me hubiera gustado haber subido una foto mejor pero...volaron!!!! Para la próxima vez que las haga a ver si puedo presentarlas de forma más elaborada. Venga, os animáis a hacerlas?
Necesitaremos:

Una pechuga de pollo
1 diente de ajo
Perejil fresco
2 cucharadas de pan rallado
1 yema de huevo
Sal
Aceite de oliva


Cortamos la pechuga en dados grandes y los picamos en el accesorio picador de la batidora. Salamos. Pìcamos el ajo y el perejil menuditos. Añadimos a la carne picada. Echamos la yema de huevo y mezclamos. A continuación, el pan rallado. Yo lo suelo mezclar todo junto en la picadora. Asi se integra mejor y es más rápido.
Hacemos unas bolas y aplanamos con las manos. Para ayudarnos echamos un poco de aceite en las manos para que no se nos pegue la carne.
Suelo coger una bolsa de congelar y la corto en rectángulos. Así cuando tenga una hamburguesa hecha la pongo en un rectángulo y la cubro con otro, como las hamburguesas que venden. De este modo las ponemos en un plato y no se deshacen ni se pegan.
Para cocinarlas (quitando los plásticos, por supuesto) las hacemos en una plancha caliente con unas gotas de aceite. Buenísimas!!!!
Una buena opción para cenar tanto para niños como para mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario