viernes, 19 de julio de 2013

MAGDALENAS DE NARANJA

Qué buenas han salido estas magdalenas! Creo que son las mejores que he probado en mi vida.
Las he hecho ayer y no he podido esperar para publicarlas en el blog porque están exquisitas. Tiernas, esponjosas, con un sabor espectacular... No os las podeis perder porque si las probais formarán parte de vuestro recetario habitual seguro.
Después de haber hecho las magdalenas de nata, y haber tenido bastante éxito entre mis congéneres jejeje, me apetecía hacer otras de distinto sabor. Buscando por Internet, encontré esta receta de Magdalenas de Naranja en www.lacocinamagica.net y como ya había hecho un bizcocho de naranja y me gustó el sabor que da esta fruta, pensé que las magdalenas no iban a ser menos.
Necesitaremos:

4 huevos grandes a temperatura ambiente
250 gr. de azúcar para la masa y un poquito más para espolvorear 
Ralladura de media naranja
200 gr. de aceite de girasol Koipesol Delice (es especial para repostería)
100 ml. de nata para montar
El zumo de media naranja
350 gr de harina con levadura (la mía Harimsa)
Una pizca de sal (acentúa el sabor)






En primer lugar, empezamos batiendo con la batidora de varillas los huevos con el azúcar y la ralladura de naranja durante diez minutos, más o menos, hasta que los veas esponjosos y blanquecinos.
A continuación, añadimos el aceite de girasol, la nata tal cual (sin montar) y el zumo de media naranja y seguimos batiendo durante cinco minutos.
Añadimos la harina con levadura poco a poco, tamizándola y mezclándola con la ayuda de las varillas. También le añadimos una pizca de sal.
Y ahora ha llegado un paso muy importante: La masa resultante se mete en la nevera durante al menos una hora (yo la dejé sobre 4 horas) para que la magdalena suba más y haga ese copete maravilloso. 
Un poco antes de proceder al rellenado, precalentamos el horno a 200ºC  con calor por arriba y por abajo.
Una vez que ha reposado la masa, tenemos dos opciones:
O colocamos las cápsulas de papel dentro de moldes rígidos desechables de papel de aluminio(tambien valen moldes metálicos de flan individuales) o utilizamos una bandeja especial para hornear magdalenas. Así evitamos que las cápsulas se abran con el peso de la masa. Yo utilicé los dos métodos porque la bandeja tiene capacidad para 12 magdalenas y con esta receta salen sobre 18 magdalenas.
Rellenamos las 3/4 partes de las cápsulas porque si la llenamos más pueden salirse. Espolvoreamos cada magdalena con azúcar. Hay que evitar echar demasiado por si impide que suba correctamente la masa.
Introducimos en el horno y horneamos durante 18 minutos. Pinchamos con un palillo y si sale limpio es que están hechas. 
Las sacamos y las dejamos cinco minutos en la bandeja  para que templen un poco y después las colocamos encima de una rejilla para que enfrien del todo.
Una vez que estén frias se pueden meter en un recipiente hermético para que se conserven mejor. Yo como eran muchas utilicé el portatartas.
A disfrutarlas!!!!






2 comentarios:

  1. Hola Beatriz!

    Serás la envidia de las recetas de magdalenas con este copete tan alto que te ha quedado!! :)

    Probaremos tu receta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pruébala Carme! Formará parte de tu recetario habitual seguro.
    Besos!!!

    ResponderEliminar